post by Camilo Agramonte Betancourt |

!!La Página Curiosa!!

El Pocito de Agua Dulce de Puerto Padre en la orilla del mar.

El Pocito de Agua Dulce de Puerto Padre. En el malecón de la ciudad de Puerto Padre, a orillas del mar, vierte sus aguas, curiosamente, un pocito de agua dulce.

Ubicado a orillas del Atlántico, dentro de las intranquilas corrientes que bañan el ambientado malecón, es uno de los tantos encantos que tiene la Villa Azul.

Descubierto gracias al «ingenio» de una vaca – todas las mañanas bebía allí del indispensable líquido – es este sitio, motivo de obligada visita.

Durante años el brocalito, construido gracias a la sagacidad de un marinero, identificó el internacionalizado pocito, hasta la concreción de un proyecto no muy feliz, el cual cubrió por largo tiempo el encanto natural del lugar. Este tenía adaptado un molino que, al romperse, impidió la salida del agua del manto freático.

Hoy se encuentra fuera de servicio por diversas razones, pero es el encanto que siempre acoje a miles de personas cada año, siendo esto referencia en diferentes partes geográficas de todo el país y del mundo, por lo que es una de las maravillas de nuestra ciudad.

Y ahí está para la posteridad, con el brocal profundo y las piedras moldeadas; con el agua dulcísima y con el orgullo de ser un privilegio que la naturaleza le entregó a esta orilla azul de brisas y cantos.

 

¿Sabía usted que desde el año 1715 el Catastro fue trabajado en la antigüedad? 

Mapa Catastral del Siglo XVIII

Pues te contamos que desde 1715 se realizó, en  unos 15 000 lugares de provincias españolas , una minuciosa averiguación a gran escala de sus habitantes, propiedades territoriales, edificios, ganados, oficios, rentas, incluyendo los censos; incluso de las características geográficas de cada población. Fue ordenada por el rey Fernando VI a propuesta de su ministro el Marqués de la Ensenada.

Con el inicio del Catastro en esta fecha ya se buscaba la mejor estadística posible. Las respuestas generales de los pueblos al interrogatorio de cuarenta preguntas del Catastro (que se tabularon y verificaron con todas las prevenciones posibles para evitar las ocultaciones o desviaciones que podían imaginarse, y que aun así sin duda se produjeron) proporcionan un volumen de documentación abrumador, que sigue dando oportunidad a los historiadores para analizar, a través de una excelente radiografía, la economía y la sociedad.

 

Capturan ballena en el asentamiento costero El Socucho

Un suceso poco común fue la captura de un ballenato en la propia costa villazulina. El hecho ocurrió el 9 de diciembre de 1980. Ese día, dos jóvenes paseaban en bicicleta cerca de El Socucho cuando divisaron sobre los arrecifes algo que, inicialmente, les pareció una embarcación abandonada. Caminaron hasta el lugar y casi enmudecieron de la sorpresa: se trataba de un ballenato de unos ocho metros de largo, que había “atracado” en la zona con dos heridas de arpón en su cuerpo. Los muchachos dieron cuenta a las autoridades del hallazgo. Como prueba del suceso, el esqueleto se exhibe en el Museo de Ciencias Naturales de Puerto Padre.

Share