Fachadas urbanas: orientar el gusto y el respeto (+Fotos)

La mala interpretación de códigos arquitectónicos ha generalizado el gusto popular por otros representativos de tiempos pasados.

Basta caminar por las calles de cualquier lugar del país para poder percibir cómo el paisaje urbano se transforma día a día. Al mismo tiempo que se han ido desdibujando los estilos arquitectónicos, van deteriorándose con rapidez. Si bien en ello ha influido el paso del tiempo y las limitaciones económicas del país, notable en la falta de mantenimiento del fondo edificado, no menos responsabilidad han tenido los ciudadanos y las instituciones. A los factores objetivos de índole económica que no permiten a muchas personas y entidades estatales mantener los inmuebles según estipula la ley, se suman la existencia de necesidades sociales con soluciones mal orientadas, debido a la falta de control y asesoría técnica.

Leer artículo completo click aquí debajo

Como resultante de este fenómeno, abundan los problemas constructivos, de diseño y funcionamiento arquitectónico, que no han enfrentado el mal gusto y las falsas modas.

En materia de control urbano todo está escrito, así lo demuestran las regulaciones urbanísticas que existen y las estructuras encargadas del control urbano como el Instituto de Planificación Física (IPF) y sus direcciones provinciales y municipales, el Instituto de la Vivienda, y la figura del arquitecto. Sin embargo, hasta hace poco tiempo no se hacían cumplir prácticamente las regulaciones establecidas y dichas instituciones no jugaban el rol que se les había asignado.

En este sentido, las violaciones e indisciplinas que más atentan contra la imagen de la ciudad están relacionadas con las modificaciones en las fachadas, dígase puertas abriendo al exterior para ganar espacio, colores diferentes en un mismo conjunto arquitectónico, aparición de jardines y garajes de uso privado en espacios públicos. Asimismo, el no respeto de los límites de los inmuebles, los espacios agregados en edificios multifamiliares, y los accesos vehiculares sobre las aceras, rompiendo o elevando el nivel de la misma y creando barreras arquitectónicas.

Otras irregularidades urbanísticas frecuentes mencionadas son las provocadas por las servidumbres de vistas y luces, o sea, las vistas que tiene el inquilino desde su inmueble hacia el exterior. Estas son incorrectas cuando se irrespetan los pasillos que deben existir por los laterales de la vivienda o no se tiene en cuenta evitar vistas directas entre ventanas.

 

Fuente de la redacción: Web de Cubahora

Share

One Response

  1. DrJekill dice:

    En la habana es un desastre, diariemente se cometen miles de indisciplinas y todavia nadie le pone el freno, buen articulo, ojala se pueda aplicar las multas y evitar males mayores, el pueblo no entiende

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *